Primeros pasos para iniciar una start-up

 En Articulos

¿Sabemos cuáles son los primeros pasos para iniciar una startup? Es importante tener muy claro qué información debemos manejar y qué conocimientos tener para crear una empresa que pueda romper la estadística de que más del 50% de las de nueva creación cierran antes del año.

Iniciar un negocio propio es una es una responsabilidad que asumimos requiere de mucha dedicación de tiempo y esfuerzo. Es evidente que también entra en la ecuación el factor financiero, o sea, cómo vamos a financiar el proyecto. Eso de que mucha gente nace para ser un buen comerciante, en realidad no son muchos los que puedan refutarse como empresarios exitosos.

Es importante que sea cual sea la actividad de la start-up, hay que tener muy claro desde el inicio cuál es el camino que se quiere seguir. Porque los emprendedores que tienen una buena idea, pueden malograrla si no se está planificando al menos los aspectos básicos de la organización. Digamos que la mala gestión de las finanzas o planes de marketing fuera de la realidad, pueden hacer que en seis meses no más, sólo quede la idea original desnuda de cualquier atisbo de estructura organizativa.

Contar con una buena idea.

Nuestra idea no es necesario que cambie el mundo, esto es para unos pocos privilegiados. Bastaría con que al menos impacte en un porcentaje razonable el sector de mercado al cual vamos a dirigirnos.

Pero también es importante la mejora a cualquier proceso anterior del cual teníamos conocimiento y lo hemos perfeccionado. O sea, que estamos capacitados para contribuir a que un determinado producto se produzca y/o comercialice de manera diferente.

Contar con la tecnología.

Es frecuente que un emprendedor que quiere crear un start-up cuente también con un avance tecnológico sustancial y quiera capitalizarlo o simplemente acelerar su desarrollo, para que tenga un impacto en el mercado y en la sociedad en su conjunto.

Contar con la tecnología no sólo requiere el conocimiento de la innovación que se está introduciendo como mejora evidente para el sector, sino contar con el know-how (conocimiento y experiencia aplicada) acerca del impacto que dicho avance tecnológico tenga en el potencial de crecimiento del negocio.

Facilitar el camino de los emprendedores.

Los últimos años se han caracterizado por un crecimiento en el número de emprendedores, dado que la larga salida de la crisis y la poca flexibilidad del mercado laboral, han llevado a muchas personas a que se animaran a iniciar el duro camino de ser empresario a través de iniciar una start-up.

Cada vez son más las entidades financieras que están dispuestas a apoyar y financiar proyectos serios que incorporan nuevas tecnologías, así como cambios en la manera de comercializar. Las ayudas económicas facilitan el proceso, pero también debe hacerse un esfuerzo desde la administración que en general no ha facilitado y potenciado como se debe a este nuevo colectivo.

Emprendedores y Startups

Muchas son las personas que se animan a iniciar su camino laboral con su propia empresa, al igual que son muchas las entidades que se animan a apoyar a estos emprendedores con ayudas económicas para facilitarles el proceso. Toda esta aventura comienza con una buena idea, pero es después de varias ideas y varios cambios cuando por fin evolucionamos y conseguimos sacar una empresa adelante.

Cómo es este proceso evolutivo.

Ante la pregunta ¿cómo convertir una idea en una empresa exitosa? deberíamos tener en cuenta algunos pasos claves para iniciar tu startup:

a) Marcar la diferencia:

¿Por qué nosotros y no la competencia? ¿Es mejor y sobre todo, diferencial lo que ofrecemos para los consumidores?

b) Nuestro producto y/o servicio:

¿Es útil para los consumidores? ¿En qué ayuda nuestro nuevo producto y/o servicio? ¿Qué necesidades sabemos que va a cubrir desde el inicio?

c) Analizar y estudiar el entorno:

Investigar todo lo que se pueda, además de estar en contacto con expertos, asistir a seminarios y convenciones en las que podamos comprender mejor las nuevas tendencias del mercado, etc. Si bien podemos no contar aún con competencia directa pero sí con negocios que pueden afectar y también robarnos nuestros clientes potenciales.

d) Cuáles son nuestros clientes naturales:

¿A quién va dirigido el producto y/o servicio? Nunca pensar que todo el mercado es nuestro mercado, porque es una visión equivocada. La realidad es, que pelearemos por un nicho de mercado y tendremos que defenderlo con buenas acciones y decisiones, además de contar con una buena idea que se plasme en algo nuevo para los consumidores.

Últimos Posts
Consultanos

Estamos encantados de contestar tus dudas e inquietudes sobre nuestros programas de formación

MBA ExecutiveMBA y Personal Branding