¿Por qué como emprendedor debo asistir a un MBA?

 En Articulos

¿Tienen bien claro los emprendedores el tipo de formación que necesitan? A fin de dar respuesta a esta pregunta es necesario empezar a definir con más precisión qué es la formación de emprendedores.

Siempre ha estado vinculada a la formación y capacitación empresarial, pero los tiempos van cambiando y los procesos de aprendizaje así como las circunstancias del entorno exigen nuevos parámetros.

Desde ya que no se trata sólo de incorporar conocimientos teóricos debido a la evolución de las diferentes campos de conocimiento del Management, Marketing, Finanzas, RRHH, etc., sino de cómo hay que hacer para garantizar la efectividad de los procesos formativos. Esto implica tener en cuenta la pedagogía y las metodologías didácticas que se aplican en un curso de postgrado, especialmente cómo se afronta en esa institución el MBA Executive.

No debemos olvidar que la filosofía básica que regula el comportamiento de un emprendedor, es la de crear proyectos, empresas, productos, etc., a partir de una idea. Lógicamente la idea en bruto, sin los necesarios recursos materiales y humanos no puede adquirir el valor necesario para ser considerado un proyecto viable.

El emprendedor que tiene ese espíritu innato, sabe cómo aprovechar los pocos recursos disponibles que están a su alcance, ver la mejor combinación de equipo humano posible y lanzarse con unas pautas claras de plan de negocio a competir en el mercado. La cuestión es que a pesar de las complejidades que los mercados han adquirido en los últimos años, especialmente después de la crisis, el emprendedor tiene ese espíritu competitivo y la capacidad para asumir riesgos controlados.

Es evidente, que a pesar de tener ese instinto que le hace ser diferente a la gran mayoría y estar en condiciones de llevar adelante un negocio, no debe confiarse únicamente en su capacidad de anticipación, por lo que debe prestar buena atención a su formación. Mejor aún, si es especializada en un curso de MBA Executive, le brindará una apertura de conocimientos que tendrá seguramente, mejores condiciones para implementar acciones respecto a personas que no tienen su experiencia y tipología de personalidad.

Los fracasos en el arranque de muchas empresas no han dejado de disminuir, más aún como consecuencia de la crisis y la postcrisis que no ha finalizado aún. Entonces la formación se convierte en un instrumento imprescindible para mantenerse en el mercado y no incrementar la lista de empresas expulsadas.

Contar con el talento no es suficiente

El talento es importante, podríamos decir condición necesaria pero no suficiente. si no cuenta con una formación adecuada.

Los procesos formativos adecuados a la formación de emprendedores, pueden ser de dos tipos:

  1. a) Cursos ad-hoc sobre materias específicas, tales como prevención de riesgos laborales, finanzas, técnicas de emprendimiento, etc.
  2. b) Un MBA Executive

En realidad, el MBA Executive le da un panorama global mucho más amplio, con la ventaja de la calidad de los profesores y demás expertos que conforman los contenidos curriculares de un curso de esta categoría. Es más, independientemente de todo el bagaje de conocimientos y experiencias que adquiera en el MBA, podrá optar en cualquier momento por un curso del tipo referido en a), pero no es excluyente. En cambio sí lo es el MBA, porque se convierte en una herramienta esencial en la formación del emprendedor.

Tener una motivación es decisivo a la hora de cursar un MBA Executive

Sabemos que en los procesos de aprendizaje cuentan muchos elementos, tales como el cuadro de profesionales y expertos que concurren a dar prestigio a dicho curso, muy especialmente en el caso de un MBA Executive, además de las características personales de los asistentes, que tienen cada uno una diferente motivación para hacer el curso.

Al proceso cognitivo le sigue la capacidad de implementación, que si también cuenta con los dones innatos de un talento emprendedor, las condiciones que se le presentan para encarar cualquier proyecto mejorarán sustancialmente.

En los últimos años se han ido perfeccionando todos los procesos formativos de postgrado, con mayor razón los MBA Executive, que han debido adaptarse y ajustarse simultáneamente a la transformación digital y las nuevas exigencias de los mercados, por ende, de las organizaciones a sus cuadros de personal.

La formación de emprendedores no es sólo enseñar a crear o dirigir un negocio, sino que se trata principalmente de fomentar el pensamiento creativo, promover un sentido de autorrealización personal y desarrollar el hábito de realizar una autoevaluación periódica del rendimiento.

Últimos Posts
Consultanos

Estamos encantados de contestar tus dudas e inquietudes sobre nuestros programas de formación

MBA y Talento