¿Cuáles son las ventajas de cursar un MBA Executive?

 En Articulos

Mirar únicamente desde la perspectiva económica –sueldo a percibir- la conveniencia de ampliar la formación universitaria es un error. Porque el alcance que para una persona significa cursar un MBA Executive es mucho mayor.

Pareciera que los altos índices de paro, especialmente en la gente joven indican que la situación es inflexible a pesar de la buena formación que se reciba, pero en realidad para la formación de postgrado siempre hay un lugar. Cosa diferente son las condiciones en cuanto a sueldo, posibilidades de crecimiento en la organización, etc. Lo que sí es seguro, que un MBA Executive pone en mano del aspirante unas herramientas que le serán tremendamente útiles a la hora de adaptarse a puestos y responsabilidades que no había ejercido jamás.

No es lo mismo intentar acceder al mercado laboral sin titulación que hacerlo con el respaldo de unos estudios de postgrado y muy especialmente de un MBA Executive.

Mercado laboral poco generoso excepto para los que cursen un MBA Executive.

Si bien el mercado laboral en general no está siendo demasiado generoso en los últimos años, en particular, el mercado profesional de este tipo de graduados que están cursando un MBA Executive o lo han finalizado recientemente, sabemos que son los candidatos en mejores condiciones para acceder a aquel, porque son los más preparados los que tienen las mejores posibilidades de obtener un puesto frente a una mayoría que carecen de la formación suficiente.

Los datos son contundentes: a pesar de que el desempleo supera la media europea, en cuanto a los que han tenido la posibilidad de realizar estudios de posgrado, la situación se reduce en 2/3 aproximadamente. Encuentran trabajo más rápido aquellas personas que han finalizado un máster, al mismo tiempo que en el caso de que pierdan su empleo por diferentes motivos, por ejemplo el cierre de la empresa, son las personas que tienen más probabilidades de reincorporarse antes al mercado laboral.

Executive MBA Salamanca

En los últimos años se dio una tendencia que esperemos vaya mejorando para todos los colectivos, que dice que entre un 55 y 65% de los parados lleva más de un año en el paro, cayendo esta cifra al 58% en el caso de los universitarios, pero descendiendo aún más, hasta el 45% en lo que respecta a los postgraduados.

No cabe duda alguna que esta circunstancia en sí misma es la que le otorga un especial valor añadido a la formación de postgrado, muy especialmente a la de un MBA Executive. Haber ampliado nuestra formación con un MBA supone contar con un valor diferencial que es altamente valorado en los procesos de selección.

No hay que tener ninguna duda a la hora de elegir cursar un MBA Executive, que en el momento en el que estemos pasando por un proceso selectivo es evidente que las valoraciones tanto objetivas como subjetivas de los seleccionadores, pase por decantarse por los que tienen este tipo de formación.

Más facilidades en la promoción.

Contar con un MBA Excecutive aumenta las posibilidades de conseguir un ascenso o asumir cargos de mayor responsabilidad. Las estadísticas según diversos estudios en los últimos años, muestran que la mayoría de los directivos que están haciendo carrera y optando por puestos aún de mayor responsabilidad, han pasado por un MBA Executive al menos un 45% de los casos y aún sigue creciendo.

La motivación y la estabilidad.

Para estar a gusto en un trabajo, no sólo es necesario percibir un buen salario, sino también es importante contar con una buena motivación. Y a eso contribuyen los MBA. De hecho, los profesionales que cuentan con esta formación sufren mucho menos situaciones de temporalidad o de exigencias no acordes con la preparación que se le supone a una persona, justamente cuando carece de esa formación de un MBA que le hace flexible y le habilita para desempeñar funciones y responsabilidades diversas.

Últimos Posts
Consultanos

Estamos encantados de contestar tus dudas e inquietudes sobre nuestros programas de formación

Networkingde la idea a la empresa