Captar y retener talento

 En Articulos

Se habla mucho y a veces de manera superficial sobre la importancia del talento. Pero lo que sí tienen que tener muy claro las jóvenes promesas profesionales, es que en un mercado en el que no es fácil obtener recursos humanos calificados y motivados, los que han sumado al talento natural una buena formación, son los que van a tener mejores posibilidades de estabilidad laboral.

El talento en los profesionales es un factor escaso, que hay que saber buscar, captar y, sin duda, retener. Es ésta última acción, la conocida como “retención del talento” la más difícil de mantener como cultura empresarial de parte de las organizaciones, excepto como siempre sucede, con aquellas que son punteras en su sector.

Por ello, no sorprende que los buenos empleados tengan elevados índices de rotación y vayan cambiando de puestos, funciones y responsabilidades en la misma organización, debido a promociones internas que valoran su talento, o también porque les surgen ofertas de trabajo más tentadoras del mercado.

Es evidente, que ante el elevado nivel de competitividad empresarial que los mercados actuales exigen, la competencia profesional es un valor no muy abundante y que cuando el talento aflora en algunos miembros de los equipos, la dirección de RRHH debe tener un papel central a la hora de mantener entre sus filas a los mejores.

Cómo evitar la fuga de talentos.

1º) La opinión que la empresa y su marca signifique para los empleados actuales y los potenciales.

Según los expertos, una de las claves para captar y retener el talento, consiste en construir una “marca” que destaque a la empresa como buena empleadora. Esto implica crear una cultura organizacional que la diferencie del resto, alineando su imagen externa con la interna, de manera tal de generar valores comunes y un sólido sentido de pertenencia.

La pertenencia como expresión de las emociones y al mismo tiempo de la racionalidad porque se analiza de manera objetiva una realidad, es la que conduce al nivel de compromiso del empleado con la organización. Facilita la retención del talento, al mismo tiempo que favorece el desarrollo de una carrera profesional que elige el empleado hacer en la misma empresa que le ha facilitado las cosas.

El buen clima laboral.

A juicio de los especialistas, el ambiente de trabajo es un factor vital y por ende, decisivo a la hora de que los empleados decidan quedarse o abandonar una organización.

Esto sucede, porque las personas buscan cada vez más, un contexto en el que puedan entablar relaciones sociales y a la vez, lograr sus objetivos profesionales. Hacer sentir a la empresa como un grupo agradable, como una nueva familia, es una necesidad de primer orden. Al mismo tiempo, también es importante mantener una buena relación con los directivos.

Crecer implica talento.

Las habilidades gerenciales han derivado en un desafío para los profesionales que buscan crecer dentro de sus empresas. Ya no es suficiente con tener una excelente educación sino que además, se debe contar con talento.

En la actualidad, un profesional con talento es aquel que dispone de cualidades tanto personales como profesionales, entre ellas las habilidades duras (técnicas) y las llamadas blandas, que son fundamentalmente las competencias emocionales, niveles de motivación y compromiso, entrega y responsabilidad, comunicación directa y transparente, etc.

MBA y Generación de Talento

Para ampliar el talento de nuestros profesionales, se deberá estar en constante renovación y actualización de conocimientos. Independientemente de los cursos de postgrado que una persona decida realizar, será la organización que tiene la cultura de la retención del talento, la que se preocupe fundamentalmente por su training y formación. Que transmita desde la dirección al candidato que su presencia es importante y contribuye al éxito de la empresa, así como que éste tenga la sensación de que existe desde la organización una vocación clara en que se perfecciones, abrirle puertas a promociones futuras y a ejercer puestos de responsabilidad.

La responsabilidad de la organización en la retención del talento.

En las organizaciones se requieren profesionales que puedan planificar y decidir dentro del campo de dirección estratégica, lo que implica planes de acción coherentes, evaluables y sobre todo, posibles acorde con la realidad del mercado.

Por otra parte, la empresa debe tener bien claros sus objetivos y estrategias tanto para promocionar a los profesionales más capacitados que ya están en diversas funciones trabajando en la organización, o para encontrar en el mercado al profesional idóneo que requiere una función específica.

Conocer cómo se sitúan los competidores en el mercado y cuál la posición de la empresa en éste, ayuda mucho a saber qué es lo que se espera del profesional, fomentar su motivación y apostar por la gestión del talento. Porque es de todas las inversiones que se realizan, la más importante y con mayores consecuencias en cuanto a competitividad global de la organización a medio y largo plazo.

Últimos Posts
Consultanos

Estamos encantados de contestar tus dudas e inquietudes sobre nuestros programas de formación

MBA y Personal Branding